since 18.11.2007

Primigenios.com - Home - Zombies

Un zombi es, originalmente, una figura legendaria propia de las regiones donde se practica el culto vudú. Se trataría de un muerto resucitado por medios mágicos por un hechicero para convertirlo en su esclavo.


De acuerdo con la creencia, un hechicero vudú sería capaz mediante un ritual de resucitar a un muerto, que quedaría sin embargo sometido en adelante a la voluntad de la persona que le devuelve a la vida. Estos muertos vivientes son llamados zombis. La palabra podría tener relación con el nombre de una serpiente divina que es objeto de culto en las regiones de lenguas níger-congo, y que está emparentada con el término kikongo nzambi, que significa dios .


Illustration © Tom Sullivan.
©1988 Chaosium Inc

Manufacturer: Grenadier.
Serie: Nightmares.
Original name: Unholy Undead. Ref. 607a/b/c. [Mirliton NM009]
Painted: August 2008. Scale: 25 mm.
Sculptor: -





 
 
©2004 Chaosium Inc.
Más allá de las sombras

A las afueras de París, devorada por la maleza, se erguía la mansión Gassó-Fleury... o lo que quedaba de ella. Los escasos supervivientes de las granjas más próximas habían abandonado el lugar, llevaban dos meses atemorizados y encerrados en sus casas. La noche lanzaba deformes criaturas grotescas en busca de carne fresca, bien fuera ganado o desprevenidos humanos.

Nos encontrábamos en el desvencijado sótano de la mansión, dispuestos a abrir la trampilla. Equipados con cascos mineros, descenderíamos en busca del nido de aquel horror hambriento. La trampilla cedió con esfuerzo y la bocanada de aire que nos sacudió fue espantosa... putrefacta y pegajosa, impregnó el ambiente, haciéndolo denso. Nos atamos unos pañuelos para proteger la nariz y la boca de aquel olor nauseabundo. Iluminamos el hueco, sólo tierra y tierra que se hundía en las profundidades hasta perderse.

Fueron unos segundos, los que tardamos en girarnos para dejar nuestras mochilas y coger las escopetas del 12... un rostro cadavérico asomó por la trampilla con un aullido gutural y tras él gritos delirantes y brazos, más brazos que pugnaban por salir, todos ellos faltos de carne, asomando huesos y tendones. Abrimos fuego contra la masa informe hasta que sólo el olor pólvora y carne quemada quedó en la trampilla... teníamos que bajar rápido y dar con el centro de aquel cementerio andante!

Dimitri.

Illustration © Steve Ellis
©2004 Chaosium Inc.