since 18.11.2007

Primigenios.com - Home - Werewolf

The Yeti or Abominable Snowman is a mythological creature and an ape -like cryptid said to inhabit the Himalayan region of Nepal and Tibet . The names Yeti and Meh-Teh are commonly used by the people indigenous to the region, and are part of their history and mythology. Stories of the Yeti first emerged as a facet of Western popular culture in the 19th century.

El Yeti o abominable hombre de las nieves es un críptido, interpretado como un simio gigante emparentado con el Pie Grande norteamericano. Ante la ausencia total de pruebas, sólo se cuenta con relatos que lo describen como un simio gigante bípedo que se cree está localizado en las zonas boscosas de la cordillera del Himalaya.


Illustration © Robert Baleman 1998

Manufacturer: Grenadier
Serie: Nightmares.
Original name: Wendigos. Ref. 627. [Mirliton NM015]
Painted: July 2010. Scale: 25 mm.
Sculptor: -








©2004 Chaosium Inc.
Más allá de las sombras

Nos hallábamos en el Nanda Devi, en la Cordillera del Himalaya. La expedición de Noel E. Odell y H.W. Tilman pretendía coronar su cima, atacándola a través del desfiladero Rishi… 7816 metros de hielo, roca y nieve. Aunque estábamos en pleno agosto, el día había amanecido bajo una persistente lluvia de aguanieve que, combinada con un cortante viento, impedía ver con claridad más allá de 3 metros.

El clima había cambiado repentinamente, como si la naturaleza quisiera evitar que la raza humana conquistara otro territorio virgen. La noche había sido tranquila, pero antes de la salida del sol, unas ráfagas de viento ululante colmaban el colosal silencio… tal vez fuera el mal de las alturas, pero a mí me parecía que el viento hablaba en susurros. Los sherpas kumaunis, nerviosos, habían recomendado que diéramos media vuelta, explicaban alguna leyenda sobre los rákshasa, algo así como demonios, pero Odell y Tilman estaban ansiosos por coronar la cima.

Estábamos recogiendo las tiendas y el resto de pertrechos cuando algo pareció moverse entre la tormenta… entrecerré los ojos para tratar de ver, tres enormes siluetas de andar simiesco se acercaban a nosotros. Los sherpas salieron corriendo, por un instante me quedé petrificado ante lo que estaba viendo; hombres prehistóricos que habían sobrevivido a la glaciación? gorilas en el Himalaya? qué demonios eran aquellos seres? De pronto, un coro de gritos profundos y guturales hendió el aire… se me heló la sangre en las venas, el terror de algo primigenio se apoderó de mí y eché a correr con la mochila a medio cargar…


Dimitri.