since 18.11.2007

Primigenios.com - Home - Vampire
 

“La boca estaba más roja que nunca; sobre sus labios había gotas de sangre fresca que caían en hilillos desde las esquinas de su boca y corrían sobre su barbilla y su cuello. Hasta sus ojos, profundos y centellantes, parecían estar hundidos en medio de la carne hinchada, pues los párpados y las bolsas debajo de ellos estaban abotagados. Parecía como si la horrorosa criatura simplemente estuviese saciada con sangre. Yacía como una horripilante sanguijuela, exhausta por el hartazgo. Temblé al inclinarme para tocarlo, y cada sentido en mí se rebeló al contacto; pero tenía que hurgar en sus bolsillos, o estaba perdido. La noche siguiente podía ver mi propio cuerpo servir de banquete de una manera similar para aquellas horrorosas tres. Caí sobre el cuerpo, pero no pude encontrar señales de la llave. Entonces me detuve y miré al conde. Había una sonrisa burlona en su rostro hinchado que pareció volverme loco. Aquél era el ser al que yo estaba ayudando a trasladarse a Londres, donde, quizá, en los siglos venideros podría saciar su sed de sangre entre sus prolíficos millones, y crear un nuevo y siempre más amplio círculo de semidemonios para que se cebaran entre los indefensos. El mero hecho de pensar aquello me volvía loco. Sentí un terrible deseo de salvar al mundo de semejante monstruo.”

Dracula, Bram Stoker


Illustration © Lee Mover. ©1996 Chaosium Inc

Manufacturer: Grenadier.
Serie: Call of Cthulhu.
Original name: Vicious Vampires. Ref. 604b/c. [Mirliton NM002]
Painted: Jun/Sep 2010. Scale: 25 mm.
Sculptor: -


 
 
 
 
 
 
 



©2004 Chaosium Inc.
Más allá de las sombras

Sangre…
Inmortal eternidad, años y años de existencia anónima y proscrita.

Sangre…
Condenado a morar los anillos del tiempo en silenciosa soledad.

Sangre…
Frías paredes, tapices roídos, mesas vacías, pasillos oscuros.

Sangre…
Estacas, ajos, crucifijos, agua bendita, perseguido y condenado por siempre.

Sangre…
Soberano de un reino oscuro, teñido de rojo, que despierta al ponerse el Sol.

Sangre…
Dulce elixir, alimento primordial, esencia vital que rejuvenece mi espíritu.

Sangre…
Fría, rojiza, solitaria, nocturna, ajena a la muerte; así es y será mi existencia.

Sangre…
Muerte y devastación de una humanidad embrutecida desde tiempos inmemoriales.

Sangre…
Aburridos y despreciables humanos, mero alimento y triste diversión.

Sangre…
Desde la atalaya de mi sangriento trono contemplo un mundo decadente.

Sangre…
La noche vuelve a abatirse sobre el día, la muerte acabará con la vida.

Sangre…
Roja será la vigilia de los sueños, rojo el color de su despertar.

Sangre…
Sediento y hambriento, un nuevo sorbo de eternidad me espera; sangrad malditos!!

Dimitri.